¡Hola Blog! 

Hoy es miércoles cuatro de enero del año 2017 y realmente no me lo puedo creer. Intento más que nada memorizarlo, desde que termine la carrera el año pasado, sí expresamente ha pasado un año de mi vida en el que de cierta forma no me arrepiento. Paso de forma natural, recibí mi título, me case, me mude de casa y de país, ahora de forma definitiva.
Cuando todo pasó me martirizo la idea de que pude haber hecho mejor las cosas en el ámbito académico y profesional. Y hoy, de forma espontánea no me siento mal. Que sí estudie una carrera de una forma no ideal, y que si pude haber hecho dos al mismo tiempo, algún otro curso, pues ya no me pesa. 

Me di cuenta de que mi esposo no vivía ni en el pasado o el futuro, y me sorprendí de lo valiente y sabio que es. De alguna forma en mi vida he dado con seres que me aportan sabiduría en cada frase, de forma hermosa y tranquila me hacen aceptarme a mi misma, como debió haber sido en un principio. 

El final del año 2016 para mi fue hermoso en sus silencios cómodos. He estado algo a la deriva y cuando lo pienso mis ojos vagan y mi espalda se tensa, me acomodo mejor en la silla y digo, ahora, en este preciso momento en el que espero a mi esposo, estoy bien. 

He podido leer varios libros que han hecho de mis días un resplandor constante, de asombro y una envidia sana. 

Primero Tener y no tener de Ernest Hemingway. Corta, deliciosa y truculenta. Para mi una novela espectacular que te mantiene en vilo hasta el final, va en crescendo. Tema: pescadores, trabajo, hambre, amor y reivindicación. 

Después Caminos de Sangre de Cesaré Pavese, encontrada de forma póstuma en el escritorio de Cesaré Pavese. Debo decir que la recomendaría a cualquiera que le gusten los amores difíciles. Es una novela escrita a cuatro manos. La leí en dos días, cosa que no había hecho en mucho tiempo, por eso esta novela me maravilla de una forma particular. 

Y ahora leo De tu tierra de Cesaré Pavese una de sus pocas obras entregada en vida por si mismo. Es impresionante pensar que a diferencia de la mayoría, esta si consiguiese dar con lo que el escritor buscaba. A mi me gusta mucho, tiene un tono seco, las oraciones son cortas y concisas. Me recuerda mucho a la forma de escribir de Ernest Hemingway debo decir. 

Tame Impala y Dee Dee Dums han sido las bandas sonoras de mis viajes, que les contaré más adelante (pretendiendo que más adelante sea muy pronto). No obstante, hace unos días por casualidad escuché a Los Panchos, un antiguo trio de boleros. Sus letras son de otro nivel, son cálidas como el mismo amor. 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “¡Hola Blog! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s